fbpx

Licda. Mónica Santizo – Nutricionista Colegiado 6213

Hoy en día existen métodos de esterilización que garantizan que a casa llegue leche pura y fresca en perfecto estado de conservación, todo esto gracias al tratamiento térmico, el cual consiste en calentar la leche a una determinada temperatura durante cierto tiempo para asegurar la destrucción de microorganismos que podrían provocar enfermedades y así mismo alteraciones en la calidad de la leche.

 

En la industria se utilizan dos procesos térmicos para el procesamiento y envasado de la leche: pasteurización y ultra pasteurización. La diferencia entre una leche pasteurizada y una leche UHT radica en el tiempo y temperatura del proceso térmico a la que son sometidas para poder higienizar y obtener un lácteo 100% puro. Cada una tiene diferentes características:

o   Leche UHT: Que por sus siglas en ingles significa Ultra Alta Temperatura, permite conservar el producto en perfectas condiciones durante meses, es decir es de “larga vida” ya que la leche es sometida a una alta temperatura por un corto tiempo y de esta forma se elimina completamente la carga microbiana para garantizar la esterilización del producto. Este proceso y el uso de un empaque aséptico hace que la leche no necesite refrigeración antes de su consumo y una vez abierto el envase se recomienda refrigerarlo a 4°C y consumirla al cabo de una semana.

o   Leche pasteurizada: La pasteurización es un tratamiento térmico leve, utilizado para alargar la vida de un producto solamente por unos días. La leche se somete durante 20 minutos a temperatura en torno a los 75ºC y debe mantenerse en refrigeración durante su vida comercial, por lo que se recomienda agregar al carrito de compras al final de la visita al supermercado y mantener su refrigeración el mayor tiempo posible. Una vez abierto el envase se debe consumir al cabo de 3 días, es decir de forma directa y rápida. Este tratamiento térmico tiene la ventaja de que las cualidades organolépticas de la leche, en especial el sabor, se asemeja a una leche recién extraída. 

Así que, si se necesita comprar una leche para consumo rápido, se debe optar por una leche pasteurizada Trebolac. Si, por el contrario, la leche se almacenará durante meses en la alacena se puede comprar leche UHT Trebolac, que tiene un tiempo de vida de 6 meses. Sin embargo, no importa qué tipo de leche se escoja, siempre será un producto lácteo puro y fresco con garantía de calidad.

Conoce más de los productos que Trebolac ofrece en www.trebolac.com y para adquirirlos puedes ingresar a www.idealsa.com y realizar tu compra en línea de forma fácil, práctica y segura hasta la puerta de tu casa.