fbpx

Las vitaminas y minerales se necesitan en pequeñas cantidades en el cuerpo, pero si éstas no se consumen en las cantidades necesarias pueden afecta la salud de las personas. Estos se encuentran disponibles en casi todos los alimentos, principalmente en frutas, verduras y productos de origen animal.

La alimentación debe ser saludable, balanceada y variada, es decir, debe incluir todos los grupos de los alimentos. Es importante tener una alimentación adecuada debido a que al incluir mayor variedad de alimentos nos aseguramos de que no haya ninguna deficiencia de algún nutriente.

El sistema inmune es el sistema de defensa del cuerpo, y la alimentación tiene un papel importante en él, ya que, al tener una mejor nutrición, nuestro cuerpo tiene mejores defensas y está preparado para combatir cualquier infección. Existen algunos nutrientes como la vitamina A, vitamina B12, vitamina C y zinc que contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmune.

A continuación, te mostramos los vitaminas y fuentes de cada uno de los nutrientes importante en la respuesta inmune:

  • Vitamina C: naranja, mandarina, piña, limón, fresas, kiwi, brócoli, tomate, sandía, repollo.
  • Vitamina A: zanahoria, tomate, camote, espinaca, remolacha, acelga, pimiento, melón, mango maduro, papaya, hígado y otras vísceras, productos lácteos como leche, quesos y yogurt.
  • Vitamina E: aceites vegetales, por ejemplo, aceite de trigo, girasol maíz y soya, frutos secos, germen de trigo.
  • Zinc: huevos lácteos, cereales integrales, frijol, carnes rojas, hígado, frutos secos y alimentos fortificados con zinc.
  • VITAMINA B12: productos de origen animal como, por ejemplo, carnes, pollo pescado, hígado, productos lácteos, cereales fortificados.